Sevilla, la perla del Guadalquivir

Asentada en la orilla del río Guadalquivir, la ciudad de Sevilla se levanta orgullosa, mirando como el paso del tiempo ha sido incapaz de borrar toda esa grandeza que adquirió en épocas tan dispares como el período de dominación musulmana de sexo en vivo la Península Ibérica y posteriormente la de los Austrias, los cuales convirtieron a Sevilla en una de las ciudades más prosperar de la Monarquía Hispánica, al nombrarla cabeza principal del comercio con las colonias americanas.

La Giralda

¿Qué podemos visitar en Sevilla?

Tal y como sucede en algunas de las capitales europeas más importantes, si se quiere poder visitar todos los tesoros de Sevilla hay que planificarlo con cierto tiempo de antelación, ya que es bastante probable que te falten días para verlo todo.

*La Catedral del Sevilla y la Giralda, ningún viaje a Sevilla está completo si no se va a visitar la impresionante catedral de la ciudad. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1987, tiene el honor de ser la catedral porno gay más grande de Europa y la tercera del mundo.

Este impresionante edificio gótico, se encuentra acompañado por el patio más emblemático de la ciudad, el Patio de los Naranjos y de otra de las edificaciones más importantes de la ciudad hispalense, la Giralda. Un edificio, construido por los musulmanes para servir como alminar de la mezquita principal de la ciudad, que fue reconvertido en el campanario de la actual catedral. En la cúspide de su tejado se encuentra la figura del Giraldillo.

*Real Alcázar, uno de los palacios reales con mayor uso de Europa, el Alcazar sevillano tiene su origen en la prospera Hispalis Romana. Construido durante la reconquista Musulmana, ha sufrido muy pocos cambios durante su dilatada historia. Su periodo de máximo esplendor tuvo lugar cuando la Corona la nombró como una de sus sedes. Destacan de su magnífico interior, el Patio de las Doncellas, realizado al estilo mudéjar andaluz y las salas creadas por el Emperador Carlos V.

*Barrio de Triana, ubicado en la parte oeste de la ciudad, el Barrio de Triana es uno de los más emblemáticos de la ciudad. Cuna de los más grandes artistas de Andalucía, como Marifé de Triana, María Jiménez o Manuela Carrasco, conserva en sus calles gran parte del encanto y el arte  de antaño.

Plaza España Sevilla

*La Plaza de España, tras la catedral, la obra más espectacular de la ciudad de Sevilla es la Plaza de España.  Creada por el arquitecto Aníbal González para servir de atractivo a la Exposición Iberoamericana, esta preciosa plaza monumental aúna en su construcción los elementos constructivos más característicos de corrientes artísticas como el Mudéjar, el Renacimiento o el Barroco. Rodeada por un edificio de forma semicircular y con vistas al río Guadalquivir, la Plaza de España ha sido escogida por su impresionante aspecto por las más grandes producciones de Hollywood como escenario.

*La Torre del Oro, en el margen izquierdo del río Guadalquivir, nos encontramos con la majestuosa figura de la Torre del Oro. Una torre construida por los almohades que servía para cerrar la muralla de la ciudad por la zona del Arenal.

Es conocida por este nombre porque al brillar el sol sobre su figura, esta resplandecía en el río como si verdaderamente estuviera hecha de oro (realmente estaba construida con materiales tan pobres como la cal y la paja)

Córdoba, la ciudad de los califas

Ninguna ciudad española guarda un testimonio más fidedigno de la estancia de los Omeyas en nuestro país como el lugar que fue elegido por estos como capital, Córdoba. Un lugar, que no era un núcleo de población sin lustre que debe su gran esplendor a los Omeyas, ya que Córdoba (Corduba para los romanos) era una de las poblaciones más importantes del sur de la Península Ibérica.

¿Quieres descubrir porno cuáles son los encantos que reserva Córdoba para el visitante? Acompáñanos a realizar este viaje por los puntos de interés que el turista no debe perderse durante su visita a esta bella capital andaluza.

Córdoba

Lugares que no puedes perderte de Córdoba

Comenzamos lógicamente por los restos más antiguos que conserva la ciudad, el Puente Romano.

*Puente Romano, una construcción que data del siglo I d.C al que el paso del tiempo ha obligado a remodelar en varias ocasiones. Destacan en el sus dieciséis arcos para vadear el río, su enorme puerta medieval y la escultura del patrón de la ciudad, San Rafael, en su interior. Pero no solo merece ir a visitarlos para admirar su arquitectura, también es un gran reclamo para los turistas al anochecer, ya que desde su privilegiada posición se pueden observar las vistas más espectaculares de la ciudad.

*El Barrio de la Judería, testigo mudo durante cinco siglos de las vidas de los judíos cordobeses, el cual guarda gran parte del encanto de la época.

*El Alcázar de los Reyes Cristianos, una vetusta fortaleza que encierra en su interior una muestra de las diferentes putas poblaciones que moraron en la ciudad. Ubicado en el lugar en el que se encontraba el Palacio Califal, el edificio que hoy contemplamos es fruto de la restauración acometida por orden de Alfonso X el Sabio y su hijo Alfonso XI. Al igual que multitud de edificios históricos de este tipo, ha sido utilizado para diferentes usos, entre los que destacan ser la Sede del Santo Oficio de Inquisición.

Además de su gran variedad arquitectónica, el visitante también puede contemplar en su interior obras tan interesantes como un magnifico sarcófago romano del siglo III en el que se representa una alegoría del más allá.

*La Mezquita-Catedral de Córdoba

No podíamos finalizar este viaje sin visitar el edificio más importante de Córdoba, la Mezquita-Catedral.

¿Por qué se denomina como Mezquita Catedral? Porque cuando la ciudad se conquistó de forma definitiva, las autoridades eclesiásticas decidieron que era una buena idea, construir en la parte central de la Mezquita de los Omeyas, la nueva catedral de la ciudad.

Una idea, que en estos momentos nos parece bastante descabellada, ya que para crear semejante estructura tuvieron que remodelar una parte muy importante de la Mezquita. Una estructura con la que te avisamos que te encontrarás sin previo aviso cuando estés contemplando los preciosos arcos superpuestos de dovelas bicolores de la Mezquita.

Córdoba Mezquita

Es precisamente es este edificio el que consiguió que ser nombrado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1984. ¿Qué cosas no podemos dejar de ver de la Mezquita? Además de las arquerías de herradura superpuestas, no puedes irte de la Mezquita sin admirar: la cúpula nervada que precede al mihrab y la arquería polilobulada sobre la que se asienta, la fachada del mihrab y la magnífica puerta de San Esteban, en la cual aparece una inscripción en la que se habla acerca de su fundación.